Diciembre

Algunos compositores o intérpretes de la música han tenido unas muertes un poco extrañas. Es muy conocida la causa de la muerte de Lully, compositor favorito de Luis XIV en Francia, quien se produjo una gangrena con la batuta que se usaba para marcar el tiempo. Pero menos conocido es el hecho de que el compositor Henry Purcell Inglés, murió porque aparentemente se quedó más tiempo de lo debido en una taberna y cuando llegó a su casa su esposa le había cerrado la puerta y a consecuencia de eso cogió un resfriado y se murió de eso. Su célebre obra Música para el funeral de la reina Mary fue tocado para su propio funeral.

Y otro que murió por un mal remedio fue Alban Berg, el discípulo de Schomberg, quien recibió una picada de mosquito en su espalda y se le formó un furúnculo. Su esposa trató de quitarlo con unas tijeras pero lo que hizo fue infectarlo más y eso lo condujo a la muerte.

Muchos piensan que algunas esposas de músico pueden convertirse en una amenaza para la salud de sus esposos.

Autor entrada: nachoweb