Abril

Nicolo Paganini tuvo fama durante su vida porque la gente creía que había hecho un pacto con el diablo, para justificar su destreza con el violín, la cual era tan espectacular que es posible que todavía no haya sido sobrepasada por otros intérpretes. Y es que el también incorporaba efectos teatrales, como su apariencia diabólica y el hecho que de vez en cuando rompìa las cuerdas del violín y se quedaba sólo con una con la cual terminaba de tocar lo que estuviese interpretando

Tan arraigada estaba la creencia del famoso pacto que cuando murió no se le dio permiso para ser enterrado en el cementerio de la ciudad, considerado tierra santificada. Así su cadáver estuvo un largo tiempo en una habitación en la entrada del cementerio, esperando el permiso. Y mientras, el cuidador del cementerio cobraba cierta cantidad de dinero a los curiosos que querían ver a una persona que hubiese hecho pacto con el Diablo.

A pesar de su aspecto cadavérico y su costumbre de estar siempre vestido de negro, y también quizás por sus desplantes cuando actuaba, Paganini fue perseguido por las damas. Tal era su éxito que el pianista Liszt lo imitaría, por cierto con el mismo éxito.

Autor entrada: nachoweb