A oscuras celebró su aniversario el Conservatorio de Música

El Anfiteatro Alfredo Celis Pérez se hallaba colmado. Cientos de personas se encontraban a la espera de que los jóvenes artistas del Conservatorio de Música de Carabobo hicieran oír sus instrumentos, sin embargo la incertidumbre se apoderó de los presentes cuando el auditorio de repente quedó en oscuridad total.

Los organizadores del evento empezaron a caminar de un lado a otro, en búsqueda de una solución para poder dar inicio a la celebración del 26 aniversario de la academia musical. No obstante el no contar con una planta eléctrica dificultaba que el acto se pudiera llevar a cabo.

La iniciativa surgió de los músicos, decidieron entonar las piezas previstas en plena oscuridad. Los jóvenes sacaron sus celulares y alumbraron las partituras, este gesto se ganó un largo aplauso del público presente, entre el sonido de las palmas y el vitoreo de agradecimiento, se empezó a escuchar el sonido de los instrumentos.

Bajo la dirección del licenciado Luis Pérez Valero, las 2 orquestas con las que cuenta el conservatorio impartieron a los presentes un repertorio de melodías clásicas y contemporáneas. Los músicos más experimentados del instituto y los más novatos se unieron para compartir su arte durante la celebración.

Por parte de los presentes el sentir era de orgullo, una de las personas que se encontraba en el público indicó que el acontecimiento es el vivo ejemplo de que pese a las adversidades los venezolanos tienen perseverancia para seguir adelante.

María Ema Ruíz, representante de uno de los jóvenes músicos, se manifestó conmovida por la labor que realiza su hijo en el conservatorio. Asegura que la eficiencia de los muchachos es resultado del buen trabajo que hacen los profesores.

La profesora de oboe, Karla Almao, manifestó que la labor que cumplen desde la institución, más allá de enseñar a tocar un instrumento, está enfocada en transmitir a los jóvenes que se están formando valores de trabajo en equipo, constancia y disciplina.

Sostuvo que las artes son un medio a través del cual el niño puede encausar su personalidad, por ello es responsabilidad de los padres descubrir cuáles son los intereses de los jóvenes. “Muchos niños que son introvertidos gracias a la música se han abierto a compartir con otros, y otros que son hiperactivos han podido mejorar su capacidad de concentración”, dijo Almao.

19160

Palabras del maestro Calabrese

José Calabrese, reconocido músico y director de orquesta que participó en la fundación del Conservatorio de Música de Carabobo hace 26 años, hoy se siente agradecido de la labor que iniciaron en el año 1990. Cada aniversario, según dijo es un año de logros.

Venezuela es la primera potencia musical de América Latina, celebra Calabrese. Enfatiza que lo que hoy se materializa en decenas de jóvenes artistas, es un fruto que se ha hecho realidad gracias al amor y al compromiso de profesores y padres trabajando en conjunto.

Mientras observaba a los muchachos afinar sus instrumentos, explicaba que la música transmite valores que son universales. El trabajo en equipo y la colaboración que aquí se puede ver es algo que se puede aplicar en el trabajo, en la familia y con el prójimo en general, destacó el maestro.

Hizo un llamado abierto a comprender que lo que mueve a una sociedad es la educación, la cultura y el amor, por tanto consideró que es importante que espacios educativos y recreativos cada vez sean más accesibles a la juventud.

Una labor que crece

María Vadell, directora del Conservatorio, dio a conocer que la institución cuenta con un terreno propio y que esperan pronto poder abrir más espacios para la formación musical.

Vadell invitó a los carabobeños a seguir las actividades que realice el conservatorio e informó que aunque no se tiene fecha prevista pronto se espera concretar el I Festival del Conservatorio de Música de Carabobo. Sentimos mucha alegría de todo lo que hemos hecho y todo lo que viene.

Fuente: El Carabobeño

Autor entrada: nachoweb