Marzo

Marzo es un mes lleno de fechas conmemorativas en el mundo musical. Es el mes de nacimiento de Bedrich Smetana (1824), Heitor Villa-Lobos (1887), Maurice Ravel (1875), Nikolai Rimsky-Korsakov (1844) y muchos otros. Hemos dedicado el espacio de hoy a tres grandes compositores que nacieron en este mes.
Comenzamos con la celebración de un acontecimiento muy festivo para la música: el nacimiento cerca de Varsovia, Polonia, de Fryderyk Chopin, el 1º de marzo de 1810.

Es considerado como uno de los pianistas más grandes de la historia. Y como compositor se le considera a la altura de Bach, Beethoven o Mozart por su elaboración armónica, además de su influencia en los músicos que vinieron después de él. El piano fue su instrumento y todas sus composiciones de alguna manera lo incluyen. George Sand, su compañera durante nueve años, describe la manera de componer de Chopin: “sus ideas vienen solas, espontáneas, completas y sublimes, bien sentado frente al piano o tarareándolas durante un paseo por el campo”. Chopin fue la imagen viviente del artista romántico, con sus alegrías y sus tragedias, hasta en la forma de morir. La tuberculosis le arrebató la vida cuando apenas tenía 39 años.

El 4 de marzo de 1678 nace Antonio Vivaldi. Este es otro nacimiento para celebrar. Es el compositor barroco de obras tan queridas por la humanidad, como Las Cuatro Estaciones, por ejemplo. Era apodado el “preste rosso” o el cura rojo por el color de su cabello. Vivaldi lleva a la cumbre el género de la sinfonía, lo que lo convirtió en uno de los músicos más apreciados de la humanidad. Compuso unas 770 obras, entre las cuales se cuentan 477 conciertos y unas 46 óperas. Su mayor innovación en los conciertos fue el llamado “concerto solli”, donde un solo instrumento, casi siempre el violín, se destaca de la orquesta. Y la orquesta ya no sirve sólo como fondo al solista, sino que diríamos que conversa con ese instrumento.

Es paradójico, si se quiere, que luego de su muerte sus composiciones se olvidan y son descubiertas apenas en 1943, es decir, casi doscientos años después de su muerte.

El 7 de marzo de 1875 nace Maurice Ravel, compositor francés y miembro del grupo de compositores impresionistas, quienes dan un paso hacia el modernismo con su manera de componer música desdibujada, en algunos momentos atonal, a la manera de los pintores impresionistas que imponen una nueva manera de ver al mundo. Su obra más conocida quizás sea “Bolero”, donde un tema se repite hasta la saciedad, interpretado cada vez por diferentes instrumentos solistas o en grupo. En cierta forma revolucionó a la orquesta y al piano, al que le dedicó muchas de sus composiciones.

El 21 de marzo de 1685 nace J.S. Bach en la ciudad alemana de Eisenach. Todos los estudiosos y críticos de la música académica están de acuerdo en que Bach ocupa el primer lugar entre todos los músicos de la historia hasta nuestros días. Este sitio de honor se debe a lo monumental de su obra, su perfección técnica y a su belleza artística. Pero además Bach fue un excelso ejecutante, especialmente del órgano y el clavecín. Este espacio se queda corto para hacer una descripción justa de Bach, así que sólo diremos que, al igual que Vivaldi, su obra permaneció desconocida por más de cien años, hasta que fue rescatada por Mendelsohn en 1829.

Pero no todo es alegría. El 26 de marzo de 1827 muere L. van Beethoven en Viena. El entierro de Beethoven, en contraste con el de Mozart, fue apoteósico. Acudió toda la ciudad de Viena y los asistentes se peleaban el honor de cargar su ataúd, mientras que al de Mozart sólo fueron cinco personas y un perro, siendo el perro el que lo acompañó hasta la fosa común donde fue depositado su cadáver.

Junto con Bach y Mozart, Beethoven forma la trilogía llamada por algunos críticos como los Dioses del Olimpo Musical. Su obra transcurre como un puente entre el clasicismo y el romanticismo. Fue el primer compositor verdaderamente independiente y la monumentalidad de sus obras, el uso de la orquesta, que toma con él su forma definitiva y su genialidad en todas sus composiciones lo colocan en ese sitio tan especial. Una de sus más importantes composiciones, la Sinfonía número Nueve, la compuso estando totalmente sordo, una muestra de que esa tragedia no fue una limitación para la expresión de su arte y sus ideas musicales.

El 16 de marzo de 1978 en Venezuela muere el Locutor y Animador de televisión Renny (Reinaldo) Ottolina en un accidente de aviación. Las causas del accidente nunca quedaron claras.

Renny fue siempre considerado el Número Uno en los medios de comunicación. Sus programas de radio y televisión trajeron a Venezuela las innovaciones tecnológicas más recientes. Se destaca entre otros programas su serie “Conociendo a Venezuela para quererla más”, donde nos mostró nuestros maravillosos paisajes de las diferentes regiones del país. También presentó en sus programas los artistas más destacados del momento, como lo fueron Nat King Cole y Tom Jones.

El 1º. De marzo nace en Barqusimeto Vinicio Adames. Excelente músico, quien fuera el Director del Orfeón de la Universidad Central y quien pereció junto con los miembros del Orfeón en una tragedia aérea ocurrida en las Islas Azores en 1976.

Autor entrada: ederlin