Compositor venezolano estrenó en España tema en honor al Conservatorio de Música de Carabobo 

José Manuel Guerrero: Su formación es de nivel elevado

 

(Abril de 2022, prensa CMC).- El compositor venezolano José Manuel Guerrero estrenó en España su obra “El Samán”, en honor al Conservatorio de Música de Carabobo, institución que este domingo 24 celebra su 32 aniversario con un concierto en el Centro Ítalo-Venezolano de Valencia.  

El talentoso ex alumno del CONSERMUCA, quien se encuentra en la ciudad española de Valencia desde 2006, está convencido de que el Conservatorio de Música de Carabobo puede ofrecer “tranquilamente” una licenciatura en ejecución, dirección de orquesta o composición.

“La capacidad que tiene el conservatorio para formar músicos con un nivel académico elevado es muy buena”, afirmó. Al mismo tiempo, aseguró contar con una larga  lista  de exalumnos de esta institución que triunfan en el extranjero, en la que están Rita Nakad, Dalina Ugarte, Frayni Rui, Juliana Bouso, entre muchos otros. 

“El Conservatorio de Música de Carabobo te crea una sólida base para tu poder presentar pruebas de ingreso a algún conservatorio superior en el extranjero, específicamente en España,  te sirve.” Exclamó 

Guerrero en  dos meses se graduará  como compositor en el  Conservatorio Superior de Música de Castellón «Salvador Seguí», España; y en mayo comenzará una maestría de dirección de orquesta en la Universidad Internacional de Florida.

“El CONSERMUCA siempre ha ayudado a sus alumnos para que no solo toquen un instrumento, sino además entiendan qué están tocando, por encima de otras instituciones del país que nada más preparan para tocar algún instrumento. Es como que pongas a un niño a leer sin conocer el contexto”, comparó. 

Guerrero habla desde su propia experiencia. El joven venezolano estaba haciendo un doble grado, el de composición en Castellón y dirección de orquesta en Valencia, pero se vio en la necesidad de congelar este último por incompatibilidad de horarios, trabajo  y la distancia de 70 kilómetros entre un instituto y otro.  

Entre alegría y nostalgia

Su obra “El Samán” nació realmente por encargo del director del Ensamble de Metales del Conservatorio de Castellón, si se quiere de manera informal, en diciembre de 2021. Ya para enero de 2022 la tenía lista. Se inspiró en el Conservatorio de Música de Carabobo, “los que me conocen y los que trabajan en la institución saben que yo realmente pasaba horas y horas ahí, sobre todo debajo del samán porque los de metales nunca teníamos salones para estudiar. Siempre los metales afuera” 

El tema tiene mucho de nostalgia: “Me rememoró todo” . Lo entrenó él mismo en el Teatro de Cullera, en la comunidad Valencia; y en Castellón, luego, el director del Ensamble de Metales, el mismo que le había encargado un tema. Esta composición le abrió otras puertas, ya que le han pedido un par de obras más . 

Se trata -explicó- de  una pieza  para Ensamble de Metales y Ensamble de Percusión, con una estructura alterna, con armonías enriquecidas, tonalidades diferentes que sirven de ramificación dentro de la obra, cual samán. Está compuesta de dos secciones, una (la primera) bastante movida, que representa todo lo que es el árbol; y otra, (la segunda) un poco más lenta, de la nostalgia.    Dicha obra podrán escucharla en el canal de Youtube de la institución el viernes 22 de abril.

Guerrero cuenta con un catálogo de al menos 25 obras, que ha compuesto a lo largo de sus estudios; y en Venezuela tiene grabado dos temas: Obertura Triunfal, en el disco Venezuela a Cuatro Tiempos, hecho por la Banda Marcial Caracas; y Libertad, que se utilizó en el primer Festival de Cine de Caracas.

Estudio y disciplina

Guerrero ingresó en el Conservatorio de Música de Carabobo para el período 2004-2005 en el programa adulto, con el trombón como instrumento principal, cuando tenía 16 años de edad. A  la par inició sus estudios de Educación Musical en la Universidad de Carabobo, carrera que decidió abandonar porque “no le gustó para nada”, pues lo que realmente deseaba era dedicarse a la música pura; y fue entonces cuando se cambió al programa regular del CMC. Se sumó al Coro Sinfónico de Carabobo, con el que vivió -reconoce- montajes espectaculares de óperas. “Cantamos en Madama Butterfly, La Boheme, Carmina Burana”, recordó. 

Luego de dos años con el trombón, pasó a formar parte de la Orquesta Sinfónica de Carabobo, desde 2006 hasta 2012. De sus profesores nombra con especial gratitud a Humberto Delgado, por su capacidad para enseñar. 

Ya con 24 años de edad, después de aprobar las materias de armonía, contrapunto y fuga, entre muchas otras, inició estudios de dirección con el maestro José Calabrese; y continuó con el maestro Jorge Castillo, a quien considera su mentor. “Yo lo considero un padre, porque me ha ayudado mucho”.

Tras varios años en el Conservatorio de Música de Carabobo, se enrumba hacia Caracas, donde ganó un concurso de dirección de Orquesta que lo llevó a dirigir la Banda Marcial Caracas (la más antigua del país) por cinco años, con oportunidades además de dirigir las orquestas Filarmónica de Venezuela, Sinfónica de Venezuela y varios ensambles. En Valencia, posteriormente, dirigió la Orquesta Sinfónica de Carabobo, la Banda 24 de Junio y la Orquesta Sinfónica Juvenil de Carabobo (de El Sistema) “¡Es que yo soy de Valencia, yo soy de Naguanagua!”, enfatizó.  

José Manuel Gerrero se encuentra desde 2016 en Valencia (España), donde  “todo esfuerzo ha valido la pena”. A los alumnos del Conservatorio de Música de Carabobo les recomienda: Mucho estudio, disciplina y salud mental. 

Prensa: Silmari Rivas Rubín

Autor entrada: ederlin